LA MEMORIA DEL ALQUIMISTA

El agua se baña en los deseos, inusualmente se esprime. Transparenta la visiòn reflejada en el eco de la bruma. La memoria Sacro Santo se derrama. Dìa y noche son transeùntes. La memoria se estremece. Claridad y oscuridad se besan, son turistas en la periocidad insesante. El recuerdo se complace, juega con la idea de la luz. El recuerdo se recuesta sobre el costado izquierdo sobre un sueño ; un ojo ve la tierra, el otro ve el cielo. Un brillo revela la creaciòn de lo no nato. El corazòn brilla descubre entre los entes lo sobrenatural de ser humano. Aquì en un presente deshabitado sobrevive una burbuja en su interior existe un hada quien amorosamente escucha , del mañana del ayer. Transformada el agua, ahora baho, ahora escarcha en una gota de color azul contiene la memoria del alquimista.